Las semillas de moringa y sus propiedades

¡Los beneficios de la moringa van más allá de sus hojas! Al igual que la planta que las produce, las semillas de moringa poseen propiedades increíbles. Son capaces, por ejemplo, de purificar el agua contaminada, su aceite puede ser usado como un nutritivo alimento y es empleado para curar algunas enfermedades.

¡Sigue leyendo para saber más de las propiedades de la moringa y sus semillas!

La semilla de moringa sirve, además, ¡para tener tu propio árbol de moringa!

Qué es la moringa

La moringa es una especie vegetal rica en numerosos nutrientes. Es el árbol más nutritivo en todo el planeta.  Aunque es originaria del continente asiático, crece en todo el mundo y en casi cualquier condición. Es popular en África, Asia y América. Gobiernos como el de Sudáfrica,  Venezuela y Cuba invierten esfuerzos por popularizar su cultivo.

¿Para qué sirve la moringa?

Debido a las propiedades de la moringa, es usada como alimento, tanto de uso corriente como en suplementos. Ayuda en enfermedades como la anemia, el escorbuto, la diabetes, la osteoporosis y para reducir el peso. Puedes conocer más de ella aquí.

Propiedades de la moringa y sus semillas


La semilla de moringa contienen vitaminas y minerales indispensables en la dieta. Puede consumirse directamente, sin embargo, comer demasiadas podría ser dañino.

Son útiles, también, para purificar el agua.

semillas de moringa

Las semillas de moringa purifican el agua

Incluso el agua más sucia puede ser purificada por la acción de las semillas de moringa. Así lo demostró un grupo internacional de científicos dirigidos por la Uppsala University que aseguran que la purificación del agua con semillas de moringa es más eficiente que los métodos químicos que se emplean en la actualidad.

Las semillas de moringa contienen una proteína que se une a las impurezas del agua separándolas de esta al precipitarse en forma de sólidos. Además, de eliminar las impurezas sólidas, este método también elimina entre el 90 y el 99 por ciento de las bacterias.

El grupo multinacional de científicos ha encontrado que la proteína purificadora se une con mayor fuerza que los químicos tradicionales a las impurezas, por lo que es más eficiente, se necesita sólo una semilla para purificar un vaso de agua muy contaminada.

Como purificar el agua con moringa

Puedes realizar el mismo experimento y purificar agua en casa, te sorprenderás de la rapidez con que la suciedad literalmente se desvanece del agua y de lo cristalina que se torna.

Por cada litro de agua muy sucia necesitas 3 semillas maduras o una cantidad menor si el agua no está tan contaminada (usa el vídeo al final de las instrucciones como referencia).

  • Deja las semillas al sol hasta que estén secas, puede tardar entre 1 y 3 días.
  • Desprende la cáscara exterior y muele la parte blancuzca, obtendrás un polvo blanco y lo que pareciera ser pequeñas piedras.
  • Disuelve el polvo una cantidad pequeña de agua.
  • Agrega el agua con el polvo disuelto al agua sucia y revuelve.
  • Espera entre una y dos horas, hasta que no veas más partículas de polvo flotando.
  • Separa el agua de los restos de semilla unidos a impurezas filtrándola con un trapo o papel para filtrar.

En este vídeo te mostramos cada paso y los resultados.

Beneficios para la salud: Semilla de moringa para qué sirve (propiedades)


Al igual que las hojas de la planta moringa, las semillas de moringa son ricas en vitaminas A, B y C. Son altas en Zinc, un mineral que ayuda a la correcta regulación de la glucosa en la sangre, beneficiando principalmente a las personas diabéticas.

Además, su aceite es una variedad mono insaturada, mucho más saludable que el aceite común. Reducen la cantidad de lípidos dañinos en nuestro cuerpo, mejorando, así, la salud del sistema cardiorrespiratorio.moringa propiedades

Como hemos visto anteriormente, la semilla de moringa posee una proteína capaz de adherirse a muchas moléculas, por lo que consumirla ayuda también a limpiar nuestro organismo, pero esta es la razón por la que consumirla en exceso es peligrosos, ya que podría hacer que perdamos sustancias  indispensables. Lo recomendable es no comer más de 4 semillas enteras al día.