Árbol de Moringa en casa, cómo tener tu propio cultivo.

Probablemente, tas descubrir los numerosos y maravillosos beneficios de la Moringa, te sientas tentado a tener tu propio árbol. Como lo mencionamos en el artículo principal de moringaparaadelgazar.com , la Moringa Oleifera es una planta sumamente resistente y adaptable que puede mantenerse incluso en una maceta.

Además es un árbol de rápido crecimiento que puede alcanzar fácilmente los 6 metros durante su primer año de vida, por lo que entre las variedades de Moringa es la mejor elección para cultivar.árbol de moringa

Las condiciones ambientales perfectas para el cultivo del árbol de Moringa Oleifera son los climas cálidos y con humedad media, una de las pocas condiciones a las que la Moringa no se adapta es el encharcamiento, debes cuidar que tu Moringa no esté en lugares que puedan inundarse, y en el caso de estar en una maceta, que esta tenga un buen drenado.

Para comenzar a disfrutar de nuestro propio árbol de la vida, como también es conocido, tenemos tres opciones; conseguir las semillas de Moringa y germinarlas por nosotros mismos, cortar un esqueje o rama de otro árbol de Moringa y plantarlo o simplemente comprar la planta ya crecida, como la Moringa es una árbol de rápido crecimiento recomendamos germinar las semillas o bien plantar los esquejes.

Como germinar semillas de Moringa.

semillas de moringa oleiferaUna vez conseguidas las semillas, que pueden encontrarse en algunas tiendas especializadas o en algunas páginas por internet debemos germinarlas. Antes de plantarlas se recomienda introducirlas en agua al menos 24 horas, con la finalidad de ablandar su cáscara. Pasadas las 24 horas puede ser plantada directamente en la tierra o en la maceta, la profundidad ideal para plantar esta semilla es de 5 centímetros, tardará una semana en germinar y al cabo de un mes el árbol medirá en promedio unos 30 centímetros.

Como plantar esquejes de Moringa Oleifera.

esquejes de árbol de moringaSi cuentas ya con tu árbol de Moringa y deseas cultivar más, una buena alternativa, más rápida que la de las semillas de Moringa es la de propagar la planta por medio de esquejes, ramas que serán enraizadas para dar origen a una nueva Moringa.

Para obtener tu nueva planta debes elegir una rama de al menos  cuatro centímetro de diámetro y 30 centímetros de largo y cortarla cerca del tronco, esta rama es plantada directamente el suelo o maceta a una profundidad de 15 centímetros y al cabo de pocos días comenzará a echar raíces y nuevas ramas.

Como mantener un árbol de Moringa.

El árbol de Moringa crece rápidamente y alcanza alturas sorprendentes, seguramente  no querrás tener un árbol enorme con ramas tan altas que serán inaccesibles, lo mejor es podarlo regularmente, la frecuencia con la que lo hagas depende de las características que quieras que tenga tu árbol, la primera poda puede hacerse a partir de los 60 días de germinado o enraizado. Hay quienes cortan todo el tronco dejando solamente 5 centímetros para que la planta vuelva a crecer, tú puedes tener un árbol tan alto como quieras, pero aun es recomendable que lo podes para estimular el crecimiento de más ramas y hojas.